El E3 2019 estuvo lleno de noticias sobre los próximos lanzamientos, entre ellas, la noción de cientos de juegos que ya están en el mercado, o bien, que se estrenarán en los próximos meses. Disponible en español, hoy toca analizar uno de los lanzamientos más recientes de la consola híbrida japonesa es Cadence of Hyrule, título de acción en 2D, con elementos musicales, que emplea, brillantemente, la licencia de Zelda y que contó con el desarrollo del estudio canadiense Brace Yourself Games.

¿Qué fue lo que más nos gustó de Cadence of Hyrule?

Cadence of Hyrule sería el resultado de mezclar en una licuadora A Link to the Past, algunos juegos de Zelda para el Game Boy Color y Game Boy Advance y, por supuesto, Crypt of the NecroDancer, de Brace Yourself Games. Este nuevo videojuego combina las mecánicas de acción y ritmo del popular videojuego de Brace, con la magia, encanto, calabozos y música de los títulos de Link y Zelda.

En lo personal, esta fusión me encantó en el aspecto musical. Escuchar piezas clásicas e icónicas de Zelda como su Overworld, Gerudo Valley o Lost Woods (la canción que más me gustó de todo el juego fue la de Tal Tal Heights de Link’s Awakening) hacen que Cadence of Hyrule sea un título entrañable para los fanáticos de los soundtrack de Zelda.

Adicionalmente, se percibe el esfuerzo de los desarrolladores canadienses por entregar un digno videojuego de Zelda. La gran mayoría de enemigos, las armas que iremos recolectando en el viaje y el gran número de calabozos a los que nos iremos enfrentando muestran un magnífico trabajo hecho en la tarea de diseño de juego, desde los detalles más pequeños, hasta los más grandes. Si eres fanático de Zelda, prepárate para un juego de poco más de 8 horas lleno de personajes y elementos que hacen única (y hasta cierto punto, fresca) la franquicia creada por Miyamoto.

¿Cuáles son las fallas de Cadence of Hyrule?

Sin la intención de ser un juego perfecto, Cadence falla en algunos puntos. El primer obstáculo que encontré fue el tema rítmico, que es el hilo que conduce todo el juego. Con un tutorial que refleja más dudas que respuestas, tanto para los que hemos jugado previamente un título de Zelda o no, la primera hora de Cadence puede ser frustante. Encontrar la forma de progresar, sin morir, en el principio del juego es complicado y lejos de ser un título que se vuelve más complicado conforme llegamos al final, este proyecto tiene una ruta inversa y se vuelve mucho más sencillo cuando llegamos con todos los contenedores de vida, nuestro arsenal lleno y toda la práctica del mundo a conquistar los últimos castillos.

Igualmente, una pequeña sugerencia, es que el título debería compartir la sugerencia de activar el Modo Juego en los televisores que cuenten con esta opción y de sincronizar los controles con el juego, todo para reducir el margen de falla al intentar llevar el ritmo del juego. La diferencia de jugar con estos puntos afinados, o no, es brutal y lo mismo sucede cuando despegamos el Switch para jugar en modo portátil.

Finalmente, la última barrera que tendrían algunos jugadores para entrarle a Cadence of Hyrule es que, dada la naturaleza de los juegos de The Legend of Zelda, hay pequeños guiños o desafíos propios de la franquicia que pudieran no entender algunos de los jugadores ajenos a la franquicia. Este punto me hace pensar que Cadence of Hyrule no es la mejor puerta para conocer el fantástico mundo de Hyrule o el divertido y rítmico juego de Crypt of the NecroDancer. Igualmente, el diseño de los antagonistas principales, especialmente el enemigo líder que amenaza la tranquilidad del reino, es sumamente pobre y deja mucho que desear.

Veredicto | Cadence of Hyrule

Cadence of Hyrule vale cada centavo que se paga por él, especialmente si eres fanático de Zelda. Con la posibilidad de elegir a Link o Zelda para empezar la aventura, un mapa gigantesco lleno de referencias a la franquicia principal de Hyrule y un soundtrack exquisito, lleno de energía, estamos ante uno de los spin-offs más interesantes de la serie. Sin embargo, el título no es para todos, el tema de mantener el ritmo puede resultar frustante para los que desean jugar Zelda “a la vieja escuela” y termina por ser un título de nicho, dedicado a satisfacer a los fanáticos de Zelda de cuna.

Pixel de Oro Pix

La reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

arturo firma Nación Pix

Send this to a friend