* colaboración especial de Gerardo Monroy (@Strife01C)

Hace un mes, el pasado 26 de abril, se presentó Days Gone, una nueva IP exclusiva de PlayStation, cargando con su lanzamiento una innevitable comparación directa con uno de los principales títulos de la consola casera de Sony (The Last of Us) y, en segundo lugar, ver si el título se encontraba a la altura de las demás exclusivas de la marca japonesa.

Si bien, de primera vista, Days Gone se trató como un título sin grandes proyecciones ni reflectores, muchos esperaban que se convirtiera en una joya escondida en el catálogo del PlayStation 4 que sorprendiera a todos los jugadores, especialmente a los que se declaran fanáticos de los videojuegos de zombies. En esta reseña hablaré primero de lo qué es Days Gone y, después, expondré los que considero son los puntos fuertes y débiles del título, culminando el análisis para ver si cumplió. Y ya saben, todo el texto sin spoilers.

Introducción al mundo de Days Gone

Desarrollado por Sony Interactive Entertainment (SIE) y Bend Studio, Days Gone es un título con tintes RPG de zombies, tipo survival localizado en las montañas de Oregon, E.U., en el que controlas a un motociclista chopper llamado Deacon St. John, quien se encuentra tratando de sobrevivir en un mundo post-apocalíptico en dónde los freakers (zombies para el caso, aunque nunca usan esa palabra) deambulan por la espesura, en busca de su siguiente presa. Para su desencanto, Deacon tiene que superar una importante tragedia, la desaparición de su pareja, Sarah. Sobreviviendo junto a Deek está Boozer, amigo del protagonista y compañero leal.

El juego contiene elementos RPG en cuanto a la evolución de las habilidades de Deacon. Realizar tareas como misiones de historia, misiones secundarias, cazar, o simplemente eliminar a los freakers, otorgan experiencia para conseguir puntos de habilidad con lo cual puedes mejorar el rendimiento de Deacon en las ramas de recolección, combate con armas de fuego y combate melee. Mediante inyecciones Nero, Deacon puede subir sus tres estadísticas: resistencia, salud y concentración, permitiendo que cada jugador mejore las características del estilo de juego que más le agrade.

Al pertenecer al género de mundo abierto, Deacon podrá completar misiones secundarias, eventos aleatorios y tareas relacionadas directamente con la historia, a lo largo y ancho del mapa, por lo que siempre debemos estar atentos al mapa para pertacarnos de los eventos que pasen a nuestro alrededor y, también, para obtener recursos que nos permitan fabricar objetos y armas que nos ayuden a sobrevivir como flechas, bombas molotov, vendajes, entre otros. Todo lo recolectado también nos servirá para reparar armas e, incluso, la motocicleta de Deek.

Para trasladarnos de un lugar a otro nos apoyaremos en un elemento muy importante del juego: la motocicleta de Deacon. La importancia de la moto es bastante notoria, tanto para desplazarnos de un lugar a otro, como para el combate, persecución y, aunque suena increíble, para soportar el hilo narrativo de la historia. Realmente la moto es otro personaje más en la historia, uno que nos puede sacar de muchos problemas, dependiendo de la situación.

Jugabilidad de Days Gone

En este apartado, el juego cuenta con diferentes escalas de calidad. Como Deacon, los controles son regulares, cumplen el cometido sin ser asombrosos. Moverte por los escenarios es fácil, sin embargo, extrañé un comando para saltar ya que Deek no puede saltar. Para compensar esta situación, el juego cuenta con un botón dinámico para interactuar con los obstáculos, lo que nos permitirá trepar por muros, bardas, carros y similares, con gran facilidad. Un punto regular en este apartado es que, si no somos muy precisos, podemos equivocarnos y terminar en algún lugar apartado, fallando completamente, algo que puede ser muy usual si te persigue una horda de freakers.

La forma de pelear cuerpo a cuerpo es sencilla: esquivar, golpear y esquivar nuevamente. Utilizar armas de fuego o a distancia tampoco es difícil, aunque sí sentí un poco de fallas en la precisión de la mira. Sin embargo, deberemos tener cuidado al enfrentar una gran cantidad de freakers ya que un acercamiento directo puede ser mala idea al vernos abrumados por la cantidad de enemigos.

La maniobrabilidad de la motocicleta es buena, incluso me atrevería a decir que es más precisa que la movilidad a pie. Es muy fácil moverse a través del mapa con la confiable moto de Deacon, siempre cuidando de nuestro vehículo, reparándola constantemente y llenando su tanque de combustible continuamente, para evitar que nuestro mundo se termine de convertir en un panorama aún más hostil.

Gráficos de Days Gone

En la parte gráfica, no existe queja, simple y sencillamente, los gráficos son muy buenos. El detalle de los personajes está muy bien logrado, si bien, los modelos de los enemigos se repiten constantemente, una horda de freakers difícilmente es un desfile de modas. Days Gone se sale un poco de la norma en cuanto a apocalipsis zombies se refiere pues el mundo de este juego no se desarrolla en grandes ciudades devastadas, Days Gone nos lleva a los bosques y montañas de Oregón, por lo tanto, gran parte del mundo es verde y lleno de vegetación, eso sí, todo en completo decaimiento. Cabañas llenas de moho, caminos agrietados, con árboles caídos y autos abandonados por las carreteras son elementos comunes que dan la sensación de la eventual extinción humana. También me pareció bastante atractivo el hecho de estar en el bosque y no saber qué se esconde tras los matorrales pues nos puede recibir un lobo, un oso o una horda de freakers.

Historia y progresión de Days Gone

Lamentablemente, este es el punto más débil del juego y es algo alarmante pues al ser un juego single-player gran parte del peso racae en la historia y su narrativa. Sin entrar en spoilers, les diré que la historia tiene muchos clichés, es predecible y no sorprende en absoluto. El título maneja muchos lugares comunes que, situación que no sería tan mala si hicieran algo bueno con ellos pero la historia carece la capacidad de generar interés. Otro de los puntos malos es el protagonista ya que uno no puede terminar de empatizar con Deacon simplemente porque sus decisiones no conectan con la mayoría de los jugadores. Deacon es sarcástico, agresivo (rayando en un ser psicópata), indeciso y bastante falto de ideas, toda su misión de historia con Boozer es prueba de eso. Quizá, si la historia fuera más humorística, el personaje encajaría mejor pero al presentarse como una historia seria, el protagonista no atrae mucho al jugador.

La progresión en las misiones es buena, se consigue una buena cantidad de experiencia, reputación y créditos, la moneda del título, sin embargo, fuera de ellas, es bastante difícil subir de reputación. Tareas como eliminar freakers y cazar dan una cantidad muy baja de créditos y reputación, lo cual crea un grindeo tedioso, especialmente cuando el dinero conseguido se gasta en municiones, materiales, combustible y reparaciones.

Veredicto │ Days Gone

Lamentablemente, Days Gone no se encuentra al estándar de calidad de juegos a los que nos tiene acostumbrados la compañía japonesa. Esta exclusiva del PS4 presenta una historia bastante olvidable y la sustenta con un gameplay bueno, a secas. Sin embargo, debo admitir que es un juego entretenido para los fans del género de crafteo, RPGS de zombies, estilo State of Decay. Para los demás jugadores, decepcionantemente, no presenta nada nuevo en el género. No es el juego pésimo que muchos han reseñado, sin embargo, tampoco es un juego bueno, siendo objetivos, es regular. Como lo mencionamos al inicio, le juega en contra ser una exclusiva de Sony y las constantes comparaciones con The Last of Us. Así que si quieren probarlo háganlo con reservas, no jugarán un súper juegazo pero si le dan la oportunidad, podrían disfrutarlo más de lo que parecería.

Esta reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

Send this to a friend