Reseña | My Time At Portia

My Time At Portia es un videojuego desarrollado por el equipo de Pathea Games y publicado por Team17. El título se encuentra actualmente disponible en la tienda digital de Steam (con salida confirmada para más plataformas, entre ellas, el Nintendo Switch, Xbox One y PlayStation 4). El género de este videojuego es una combinación de mundo abierto con crafting, del mismo corte de títulos como Harvest Moon o Animal Crossing. La experiencia de juego que da vida a esta reseña proviene de jugar el título en español pero también está disponible en otros idiomas, entre ellos, el inglés o el francés y es un videojuego 100% familiar, que pueden disfrutar tanto niños como adultos.

My Time At Portia es un proyecto que emana belleza, desde el primer momento. La historia nos traslada a la aldea de Portia en la que deberemos reconstruir el taller de nuestro padre y, de paso, ayudar a los habitantes del ajetreado poblado. La mecánica del juego es sencilla: recolectar todo tipo de recursos, llevarlos a nuestro taller y empezar a construir de todo, desde muebles (sillas o escritorios) hasta máquinas de trabajo, como hiladoras o afiladoras. Una vez construidas estas máquinas, podremos ayudar a los habitantes de Portia, ellos nos irán compartiendo qué necesitan, desde recursos hasta objetos terminados, y, con eso, generamos experiencia para ampliar nuestra variedad de artículos para fabricar.

¿En qué recae la belleza de My Time At Portia?

My Time At Portia es un videojuego verdaderamente hermoso. Emana la belleza que un videojuego familiar, bien hecho, puede generar, para jugadores de todas las edades. Tiene una gran variedad de opciones para mantenerte ocupado todo el tiempo pues, en un mismo día, podemos pescar, talar, minar y hasta recolectar frutos para llevar a nuestro hogar, para poder trabajar los recursos por la noche. Igualmente, hay una gran variedad de tareas, sostendremos una relación personal con cada uno de los habitantes y eso influirá, directamente, nuestro progreso en el juego. My Time At Portia es tan rico que se da el lujo de tener mecánicas, muy básicas, de combate y RPG o la posibilidad de abrir minijuegos como el tradicional “piedra, papel o tijeras”, disparo con dardos o “Conecta 5”.

Reseña de My Time At Portia

En cuanto a la obtención de recursos, la mecánica de juego es interesante: podemos explorar grandes minas para obtener minerales, como bronce, para forjar nuestras armas o bien, explorar el campo para sembrar algodón o matar corderos, para conseguir carne. Definitivamente, es un título que brilla en ese aspecto, es encantador y admirable el esfuerzo que fue puesto para tuviéramos un videojuego que no se sintiera repetitivo (al menos durante el primer año virtual de juego) y que, constantemente, sintamos el reto por aumentar nuestro nivel y progresar en la historia y las misiones del juego.

Finalmente, aunque, gráficamente no fue de mi agrado, debo reconocer que el pequeño mundo construido en Portia se siente balanceado y, narrativamente, convence al jugador que esta comunidad tiene vida, que cada personaje cuenta con una historia que queremos conocer y que nuestras acciones tienen una repercusión real con la gente y eso hace memorable este videojuego.

¿Cuáles son las fallas de My Time At Portia?

Naturalmente, en este tipo de proyectos, aún publicados en el mercado, existen bugs y errores, en algunas ocasiones, puede que te quedes inmovilizado o el juego se trabe repentinamente, situación que ha ido mejorando con la entrega de dos importantes actualizaciones, en el mes de marzo. Otro aspecto en la programación es que el juego es sumamente lineal y, para exponer su poca flexibilidad, expondré un ejemplo. Una vez, estaba trabajando en una entrega, quedaban algunas horas antes del periodo de gracia para entregar mi pedido pero el título ni me permitió entregar la mercancía ni me advirtió que ya no estaba disponible, generando una situación de malestar.

Adicionalmente, el estilo gráfico que maneja Portia, desde el tema gráfico de los personajes como la propia interfaz del videojuego, es mediocre. Siento que Harvest Moon, una franquicia que nació hace más de una década, maneja un estilo anime, que es mucho más noble y queda mejor en un videojuego de esta naturaleza.

En cuanto al juego como tal, hay momentos en el que hay ciertos espacios muertos, en lo que nuestras máquinas producen barras para moldear o se terminan de fabricar los componentes de lo que vamos armando en nuestro taller. Complementariamente, una herramienta para acelerar el tiempo o algo que nos pudiera ayudar a manejar un poco mejor nuestro horario, hubiera quedado excelente para el paso entre horas no se sintiera tan pesado (por ejemplo, cuando estamos esperando que se fabrique alguna pieza de madera, tomar una siesta de dos horas estaría fenomenal).

Veredicto | My Time At Portia

My Time At Portia es un videojuego…¡hermoso! Amantes de títulos como Animal Crossing y Harvest Moon amarán este videojuego. Es un título completo, con ciento de misiones por todos lados y la posibilidad de desarrollar muchas habilidades: combate, pesca, minería o siembra con un centenar de ciudadanos, animales y monstruos, lo que demuestra variedad y riqueza en los entornos que rodean a Portia y la extensión de las posibilidades que podemos hacer en este paraíso virtual.

Lamentablemente, el videojuego tiene algunas fallas, principalmente en su estilo gráfico. El estilo se queda un escalón por debajo del resto del título y esta situación se resiente, lamentablemente. Igualmente, el paso del tiempo puede ser un poco lento, en ocasiones, y la interfaz es sumamente sucia y confusa.

Pixel de Oro Pix

Agradecemos el apoyo de Team17 para realizar este trabajo de análisis y opinión. La reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

arturo firma Nación Pix

Send this to a friend