Reseña | Starlink: Battle for Atlas

¿Ubisoft llegó tarde a la fiesta de los Toys to Life? Considerando que el fenómeno de los Toys to Life llegó a su punto más alto con las propuestas de Disney Infinity, Skylanders, LEGO Dimensions y hasta los Amiibo de Nintendo, fue el propio mercado el que dio un paso atrás y empezó a dejar de lado este tipo de propuestas. Algunas consecuencias de la saturación del mercado fueron el cierre de la franquicia interactiva del popular ratón estadounidense, el cese de nuevos paquetes de LEGO Dimensions o que videojuegos como Guitar Hero Live o Rock Band 4, los cuales requerían una inversión extra en instrumentos de plástico, no despegaran de la manera esperada.

Definitivamente, los jugadores necesitaban un respiro de la tarea de coleccionar figuras interactivas y accesorios de plástico y, una vez satisfecha esa petición, Ubisoft aparece en el ring con Starlink: Battle for Atlas, su propuesta para atraer este nicho de jugadores, siendo un título que intenta llevar a un nivel más dinámico la relación de juguetes y software, mientras cuenta con elementos en el videojuego como tal, que pueden llegar a abarcar una importante rebanada del mercado de jugadores.



Starlink: Battle for Atlas es un videojuego de exploración y combate comandando naves espaciales. Por una parte, está abierta la posibilidad de recorrer diferentes planetas, en los que encontremos todo tipo de ambientes, seres vivos y recursos para progresar pero sin dejar atrás la acción y adrenalina de combatir a bordo de nuestras naves espaciales. Adicionalmente, al pertenecer a la línea de los videojuegos Toys to Life, tenemos la opción de equipar, en tiempo real, nuevos cañones, alas o pilotos a nuestras naves, algo realmente novedoso para los Toys to Life y con interesante potencial, para futuras entregas de esta u otra franquicia con características similares.

La versión reseñada de Starlink: Battle for Atlas es la del Nintendo Switch. El título, como lo puedes imaginar, lleva apenas unos cuantos días de vida en el mercado, fue adaptado al español (tanto en su doblaje como en los textos del videojuego), es clasificado como un videojuego para todas las edades y se puede encontrar, tanto de forma física como digital, para Nintendo Switch, PlayStation 4 y Xbox One.

¿Qué es Starlink: Battle for Atlas?

Como lo mencionamos al inicio, en Starlink: Battle for Atlas conviven dos experiencias de juego complementarias: la exploración y el combate. El juego nos invitará a recorrer diferentes planetas de la región de Atlas, llenos de seres vivos que nos pedirán completar tareas para liberarlos de las garras del mal.

Algunas de las tareas asignadas son escanear seres vivos, recolectar algún tipo de recursos o deshacernos de plagas y hordas de enemigos. Poco a poco, conforme vayamos completando nuestras misiones, obtendremos beneficios como puntos de experiencia, aditamentos y se irán desbloqueando nuevas áreas, todo con la finalidad de que nuestras naves se vean fortalecidas y seamos rivales difíciles de vencer en batalla.

No solamente estamos limitados a la superficie de estos planetas, también está habilitada la exploración espacial en la cual, empleando los poderes de la tecnología de la tripulación, podremos exterminar colonias de enemigos y viajar entre planetas, mientras evitamos ser aplastados por meteoritos. Definitivamente, estas dos posibilidades de juego son un elemento sumamente valioso en la propuesta de Starlink, el cual le regalará varias horas de rejugabilidad a todos los que decidan aventurarse.

Para nuestra primera sesión de juego, quedé encantado con la manera en la que el estudio con origen francés integró al escuadrón galáctico más reconocible en la historia de los videojuegos. No sabemos si Star Fox tendrá un videojuego propio en la nueva consola hibrída del Switch pero, definitivamente, la franquicia se siente viva y renovada por el buen trabajo que realizó Ubisoft con el trato de los personajes, su sentido del humor, sus personalidades, sus misiones exclusivas (las cuales nos enfrentarán al enemigo mortal de Fox) y, la cereza del pastel, el diseño del Arwing, en la pieza física. Si les gusta apasionadamente Star Fox, definitivamente, este videojuego debe estar en su Wish List para cerrar bien el año.

¿Qué es lo mejor de Starlink: Battle for Atlas?

En cuanto a lo más valioso que tiene el videojuego, son sus piezas intercambiables, un elemento fácil de comprender y apreciar. En nuestro unboxing, pudiste apreciar que el título incluye, en su versión de Starter Pack, una nave la cual es personalizable. La idea es que compres los cañones, pilotos o incluso otras naves que más te gusten, a fin de encontrar el modelo que más se ajuste a tu estilo de juego. Definitivamente, la posibilidad de intercambiar cañones en pleno calor de la batalla es un paso adelante para los Toys To Life y es un elemento que le da vida y pertenencia al jugador en su travesía intergaláctica.

En cuanto a la exploración, hay que reconocer el trabajo creativo por parte del equipo de desarrollo para que nuestros pilotos puedan recoger los objetos, abrir puertas o escanear nuevas especies vivas, sin abandonar sus naves. Se siente natural cada vez que realizamos alguna acción con los diferentes elementos de los planetas que recorremos y hasta un pequeño aire, con los recuerdos de la fauna y la flora de Sauria se hará presente, durante el viaje.

Y del resto, basta con reforzar lo divertido (y adictivo) que se vuelve explorar cada planeta e ir eliminando enemigos para mejorar el nivel y las capacidades de nuestras naves. Siempre hay algo nuevo que descubrir o completar en los planetas que recorramos, los combates aéreos se convierten en cacerías bastante divertidas, las opciones para personalizar nuestras naves son amplias y, aunado al gran manejo de la licencia de Star Fox, Starlink: Battle for Atlas es un videojuego que cumple lo que promete: muchas horas de diversión.

¿Cuáles son los puntos débiles de Starlink: Battle for Atlas?

Al momento de escribir esta reseña, con varias sesiones de juego de Starlink en el historial, sigo sin sentirme atraído por la historia principal y la mayoría de los personajes de la franquicia. Contrario a la evidente química que se nota entre los cuatro integrantes del crew de Watch Dogs 2 o de los propios Rabbids al interactuar con Mario y todo el reino del Mushroom Kingdom, siento que hay una gran diferencia entre el crew de Star Fox y el resto de tripulación en su batalla contra Grax. Pienso que el diseño de los personajes pudo ser mejor para que no se sintieran como elementos secundarios en un título del cual debían tener roles protagónicos; quizás las versiones de PlayStation 4 y Xbox One retratan y le dan mucho más peso a estos personajes.



Otro aspecto que no me encantó del juego fue que, debido a la naturaleza propia del producto para invitarte a comprar nuevas piezas y accesorios, hay un factor que puede llegar a desanimar y desencantar la búsqueda de todos los coleccionables pues una vez que lleves al límite tu nave y los accesorios del pack inicial, cualquier nueva mejora estará limitada hasta que inviertas en algún nuevo cañón o nave. Es cierto que puedes comprar estos accesorios de forma digital a un precio considerablemente menor que su contraparte física pero sigue siendo un aspecto que puede llegar a desanimar a algún jugador. En lo personal, creo que puedes completar perfectamente el título sin necesidad de comprar accesorios adicionales pero que se convierten en objetos de valor, una vez que dominamos las mecánicas de juego y queremos experimentar con la llegada de nuevos cañones o naves.

Aunque algunas misiones se sienten como copias entre planetas, rara vez llega el factor de la monotonía a este videojuego. Finalmente, en ocasiones para abrir algunas puertas hay pequeños acertijos que se deben resolver. Honestamente, siento que estas piezas están de relleno y bien se podrían eliminar pues no suman mucho valor a la experiencia de juego y retrasan la misión de nuestros pilotos en el campo de batalla.

Veredicto | Starlink: Battle for Atlas

Definitivamente, Starlink: Battle for Atlas es un videojuego que puede encantar a chicos y a grandes, tanto a los más jóvenes por la emoción de viajar al espacio a bordo de una nave con cañones intercambiables en la vida real como a los y las personas en etapa “chavorruca” por la nostalgia de ver a Star Fox en una nueva aventura, con su equipo.

Lo dinámico que es un videojuego que permite explorar los planetas y combatir en el espacio es algo encantador en esta nueva IP y la posibilidad de coleccionar piezas y construir una nave de ensueño con nuestros accesorios favoritos para arrasar en el espacio es algo fantástico que abre nuevas posibilidades al mundo de los Toys to Life. Sin embargo, los personajes de la tripulación, fuera de los invitados estelares, no generan mucha empatía ni interés con el jugador y la naturaleza propia de un proyecto que invita a comprar juguetes puede desalentar a varios que aún no se deciden si es apropiado darle una oportunidad a Starlink.

Para concluir, me quedó con la impresión de que Starlink es un videojuego que se puede disfrutar en familia o entre cuates, es una experiencia que te entregará un buen número de horas de juego y de la que deseo, llegue más contenido (de Star Fox o de la región de Atlas) que aumente el valor de rejugabilidad de las piezas físicas que puede llegar a comprar el jugador. Si te gustan las propuestas de batallas o viajes espaciales (desde Star Conflict hasta No Man’s Sky), adoras los videojuegos del género Toys to Life o eres un jugador de la vieja escuela de Star Fox…Star Link es una compra que no te decepcionará.

Pixel de Oro Pix


Agradecemos el apoyo del equipo de Ubisoft para realizar esta reseña. Este trabajo fue realizado sin spoilers (incluso, las capturas presentadas son de las primeras 6 a 8 horas de juego), siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

arturo firma Nación Pix

Send this to a friend