Esta ha sido una gran temporada para los fanáticos de Lara Croft. Desde el exitoso lanzamiento, hace tres años, de Rise of the Tomb Raider, la película protagonizada por Alicia Vikander y el anuncio de Shadow of the Tomb Raider (el nuevo título de la franquicia), la travesía de Lara está más activa que nunca y, durante E3 2018, tuvimos la oportunidad de probar Shadow of the Tomb Raider, videojuego del que te hablaremos el día de hoy.

Visualmente, Square Enix, Eidos Montreal y Crystal Dynamics han logrado mantener la estética del juego a un gran nivel. Croft luce más real, y encantadora, que nunca, y los ambientes en los que pudimos interactuar, como las ruinas, un campamento de guerrilleros o un pueblo devastado por la corriente, están llenos de vida, cuentan con perfecto balance en la tonalidad, que dota de misterio e intensidad a nuestra sesión de juego y que deseamos, enormemente, explorar hasta el más mínimo detalle una vez que el título llegue al mercado en septiembre.

Shadow of the Tomb Raider river
© 2018 Square Enix Limited

El título está dividido en dos partes: la exploración y la acción. En cuanto a exploración, como te lo puedes imaginar, Lara tiene que ir resolviendo pequeños puzzles que involucran empujar objetos pesados, brincar entre plataformas y emplear tanto su arco como su piqueta para irse abriendo camino entre tumbas llenos de peligros que solamente una valiente exploradora podrá completar. La gran mayoría de los puzzles son interesantes, nos obligan a ser cuidadosos en el momento preciso de brincar entre plataformas y, cuando tenemos que emplear otras habilidades como construir puentes o romper cuerdas desde lejos, tanto nuestra imaginación como nuestra habilidad mental serán puestas a prueba.

Shadow of the Tomb Raider explore tombs
© 2018 Square Enix Limited

En cuanto a la acción, el título da un giro en 360 grados y nos sitúa en los pies de una Lara atrevida que debe eliminar, mediante el sigilo o la confrontación directa, a matones enemigos, como si estuviéramos conquistando algún campamento en Metal Gear Solid V o Far Cry 5. La libertad que tenemos para controlar a Croft para avanzar es divertida, nos permite emplear nuestro arco, nuestra oportunidad para escabullirnos o el combate cuerpo a cuerpo para progresar y, finalmente, en la secuencia final, empleamos armas de fuego para detener el mal.

Shadow of the Tomb Raider acción
© 2018 Square Enix Limited

Finalmente, hay pequeñas secuencias que coquetean con lo que serían los “quick time events” donde debemos actuar con velocidad para evitar la caída de Lara; estas acciones incluyen, presionar rápidamente algún botón, brincar entre plataformas o ir moviendo a nuestra heroína para llevarla de una escena a otro. Son pequeñas escenas que dotan de vida, y más acción, al divertido videojuego de consolas.

Shadow of the Tomb Raider quicktime events
© 2018 Square Enix Limited

Definitivamente, Shadow of the Tomb Raider es un videojuego que competirá para el título del mejor del año. La franquicia de Lara Croft está en un gran momento y esto se ve reflejado en un videojuego lleno de acción, acertijos y emoción que le hace honor a este gran proyecto. Los acertijos, en su gran mayoría, son retadores, nos obligarán a pensar, a ser pacientes y creativos para avanzar del punto A al punto B; los momentos de acción nos presentan a una Lara Croft llena de energía, sin piedad de matar rivales para poder sobrevivir y que seguramente nos guarda mucho más contenido, sobre la línea de mejoras y creación de armas, en la versión final.

Shadow of the Tomb Raider ya está en preventa y llegará el próximo 14 de septiembre de 2018 a Xbox One y PlayStation 4.

arturo firma Nación Pix