Con el inevitable recuerdo del filme de Angelina Jolie y la expectativa provocada por ver en pantalla el desempeño de la joven Alicia Vikander, el día de ayer se estrenó Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft, un reinicio de la serie inspirado en Rise of the Tomb Raider, que tenía como misión presentar a Lara a una nueva generación de consumidores y demostrar ese lado más humano y frágil que vimos en el videojuego, como parte del camino que tomó para convertirse en la leyenda e ícono que todos conocemos.

Alicia Vikander Las Aventuras de Tomb Raider (4)

Para contextualizar los eventos, Lara es hija de un hombre de negocios que desapareció misteriosamente hace siete años. Durante este periodo de ausencia, la joven Croft maduró sin contar con una figura paterna que lo guiara y es hasta que decide hacer uso de su derecho como heredera, que descubre una valiosa pista que puede indicar los últimos pasos que dio su papá, antes de desvanecerse.

La película nos permite ser parte de las diferentes facetas de Lara Croft, entre ellas, cuando es una niña que aprende a usar el arco y las flechas a modo de reto personal, una Lara despreocupada de la vida, entusiasmada por vivir el día a día, entrenar y pagar sus deudas y, al final de la cinta, una Lara mucho más madura y perspicaz, como consecuencia de un personaje que se ha tenido que enfrentar a las tragedias y el peligro que conlleva una gran aventura.

Alicia Vikander Las Aventuras de Tomb Raider (2)

Lo que más nos gustó de Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft

Definitivamente, la actuación de Alicia Vikander era la clave para que el filme pudiera ser exitoso y lograra atraer a una nueva generación al misterio de la exploración de tumbas y la acción que se transmite en esta franquicia de videojuegos. Vikander interpreta a la perfección el personaje y se percibe, desde el inicio de la cinta, que la sueca fue bien orientada para desempeñar magistralmente el papel que estaba interpretando. Era muy importante para la comunidad de jugadores que Tomb Raider tuviera una digna heredera que representara los principales valores y el atractivo de la exploradora y el trabajo de Alicia estuvo a la altura.

En cuanto al CGI (las imágenes generadas por computadora) y los efectos especiales, se nota que la película tuvo menos presupuesto que otras que están en cartelera, específicamente Pantera Negra, pero son lo suficientemente sólidos, bien diseñados y creíbles para hacernos creer que Lara está viviendo la aventura más grande de su vida. Las locaciones son muy interesantes pues nuestra guerrera tendrá que recorrer ciudades, puertos e islas para resolver todos los misterios que conlleva este viaje y hay tanto de escenas de acción como de apreciación, en estas zonas.

Finalmente, las escenas de acción están llenas de adrenalina, emoción y cuentan con un espíritu propio. En lo personal, lo que más disfruté fue cuando Lara Croft, en momentos de desesperación, empezaba a gritar y realizar gemidos de dolor pues me regresó a los videojuegos y logró que hiciera conexión con esta Lara más humana que se plantea en el filme.

Lo que no nos gustó de Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft

El punto más débil de la historia terminó por ser su guión. Y no porque su contenido, escenas de acción o personajes sean débiles, al contrario, están, en su gran mayoría, bien estructurados. El problema más grande de la película es que el guión lleva todo a un paso muy acelerado que no permite un desarrollo convincente de nuestros personajes. A continuación, expondré un ejemplo.

Nos queda claro que por lo que ocurrió con su madre y los pasatiempos y poderío de su papá, Lara Croft desarrolló habilidades que no son habituales para niños de su edad, además de una inteligencia e instinto de supervivencia que demuestran que algo tiene Lara en su genética y ser, que es verdaderamente especial. A pesar de ello, en la segunda mitad de la película, Lara se enfrenta a grandes peligros que, ni con esa preparación e instinto de supervivencia, suena real que pueda superar. Siento que faltó al guión integrar estos elementos y más tiempo en pantalla para que nos pudieran demostrar que Lara había aprendido y desarrollado estas habilidades, lo mismo sucede cuando se cuestiona sobre el tema de la muerte, al ser ella misma artífice de una, y, un amanecer después, la vemos asesinando sin remordimiento alguno. No fue un problema de Vikander, fue un problema del guión al que debe obedecer.

Otro problema sobre esta línea es el tema de los acertijos que resuelve en los últimos 30 minutos de película. Sin preparación alguna, no me es creíble que tenga más facilidad para resolver enigmas antiguas con mayor facilidad que otros personajes que la acompañan en la recta final del filme. Tiempo, faltó tiempo para demostrarle al mundo que Lara creció y trabajó duro para tener las habilidades y el ingenio de una exploradora mítica.

Veredicto – Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft

Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft pinta para ser el inicio de una serie de películas que le harán honor al nombre Tomb Raider. La actuación de Vikander encarna perfectamente con lo que se espera de Lara Croft en la pantalla y rompe un importante número de clichés y prejuicios sobre las mujeres. La historia está enmarcada en un viaje lleno de peligro y magia, que mantiene al espectador entretenido durante sus escenas y cierra de una manera sólida, haciendo guiños a los que han completado los videojuegos, para futuras entregas de la serie.

Sin embargo, la historia lleva un ritmo muy acelerado que castiga el crecimiento y aprendizaje natural de Lara, además de que no logra vendernos la idea de que se genera un apego y una conexión sentimental con la gran mayoría de personajes con los que interactúa en el filme. Hay escenas que bien pudieron ser omitidas, especialmente al inicio del filme, pero en general, es una película sólida, que revive gloriosamente la franquicia de Square Enix en el 2018.

Por estas razones, entregamos a Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft el Píxel de Oro, esperando que la secuela logre mantener la energía con la que debutó este material en la pantalla grande y, quizás, se pueda arriesgar a elevar el tono de la franquicia, con escenas más sangrientas y temas más oscuros, en las siguientes entregas.

Pixel de Oro Pix

La reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

arturo firma Nación Pix
con la edición de