Reseña | No Game no Life: Zero

Recién estrenada en un importante número de salas de cine en nuestro país, No Game no Life: Zero nos relata una curiosa historia de amor que brota entre un humano y una máquina. Esta historia cuenta con un desarrollo lleno de simbolismos, un final bastante satisfactorio que invita a la reflexión del asistente y que a su vez, sirve como precuela de la serie homónima que se estrenó hace algunos años.

Los dos personajes que llevan el peso de la película son Riku y Schwi. El mundo, tal y como lo conocemos, ha quedo en un estado crítico (después de una gran guerra que arrasó con todo a su paso) y Riku es presentado como el líder de los humanos que han logrado sobrevivir a una gris época, llena de crisis, lágrimas, conflictos y catástrofes.

En este universo hay diferentes razas, como son los enanos, las hadas, los elfos o los fantasmas, las cuales se enfrentan por la dominación y el reconocimiento del título como dioses. Nuestro protagonista, en uno de sus viajes se topa con una pequeña androide (que pertenece a la agrupación de las Ex-Machina) la cual se apropia del nombre Schwi. A menudo, Schwi se realiza preguntas relacionadas con los sentimientos humanos pues, su razón de ser, desde el inicio de la proyección, es conocer todo sobre el corazón humano y el papel que juega para que los humanos hayan sobrevivido al cataclismo. Para ello, Schwi decide unirse a Riku y emprender una épica historia llena de acción y romance, soportada por la química que nace entre nuestros estelares.

Lo que más nos gustó de No Game no Life: Zero

La animación realizada por Madhouse debe encabezar la lista de diferentes razones que hacen destacar este filme. El trabajo de los diseñadores se ve claramente reflejado en cada una de las memorables escenas que se presentan a lo largo del filme, tanto en secuencias de animación como la vida que reflejan los colores que emplearon. No tengo la menor duda que, al ver lo bien que fluyen las escenas de acción y algunas animaciones que rompen las dos dimensiones, el estudio mantendrá un alto estándar en la calidad de sus animaciones que deriven de la franquicia.

En cuanto al contenido de la historia, la segunda mitad de la película engancha complemente al espectador, por el romance y la preocupación con la que se entregan Riku y Schwi, respectivamente.

¡Es imposible no sentir empatía por la humanidad y ternura por la inocencia de Schwi!

La trama cuenta con un interesante giro al final de la historia, que le da sentido a varias cosas que ocurren en la película y las escenas finales hacen que valga la pena pagar por un boleto para ver la película.

Definitivamente, No Game no Life: Zero demuestra que, hasta en las épocas más oscuras, los humanos mantienen su condición por la empatía que podemos sentir por los otros y, a la vez, demuestra que esos mismos sentimientos que nos distinguen como raza pueden ser proyectados y percibidos por otros seres vivos.

¡Ah! Y por último, el doblaje latino fue muy bien realizado. El papel que interpreta Tamara Veppo es fenomenal, en cuanto a su entonación, caracterización y dicción; su trabajo lleva de la mano al personaje en cuestión y nos ayudó a ver a Schwi con un corazón más humano y mucho menos metálico.

Lo que falló de No Game no Life: Zero

Al ser parte de una franquicia, llena de seres mágicos y pertenecientes al género de la ciencia ficción, el espectador puede esperar que estas razas tengan presencia en el filme, como ocurre en momentos claves de la trama. Sin embargo, siento que el mayor potencial de la película se encuentra en la historia de amor que nos relatan Riku y Schwi y todo el tema de la guerra, el combate final y la interacción entre razas, termina por difuminar, en cierta medida, el potencial de la película. No es incorrecto que se haya decidido ampliar el margen de visión y hablar sobre un conflicto internacional en la Tierra post-apocalíptica pero, a la par de una dulce historia de amor, hubiera preferido que todo girara alrededor de nuestros dos gladiadores, entendiendo el costo narrativo que acarrea una decisión de esta naturaleza.

Riku es un personaje que evoluciona durante la historia, pasando por etapas de depresión, alegría y suma confusión a medida que su relación con Schwi se fortalece. Siendo la segunda mitad de la película, sólida y bien estructurada, no terminé de entender en su totalidad su personalidad y no me fueron lo suficientemente fuertes y convincentes las escenas que sustentan que nuestro personaje entregue su alma por nuestra androide. Y si bien, todo fluye al final del filme, creo que las decisiones que toma Riku durante el filme constituyen el deseo de ganar un juego propio en la que la humanidad termina por jugar un rol de peón, una analogía y lectura que le doy a algunas animaciones proyectadas.

Finalmente, siento que se desaprovecha mucho el personaje de Corone Dola pues sus intervenciones durante el filme fueron tan bien planeadas y acertadas que nos dejan con la sensación que, si se decidió llenar de elementos externos el romance sobre el cual gira el filme, hubiera sido interesante ver más el personaje de Corone al controlar a los humanos y su desarrollo, después del magno suceso con el que cierra la película.

Veredicto No Game no Life: Zero

En mi opinión, No Game no Life: Zero es un proyecto de nicho, para los amantes del anime que gustan de leer historias llenas de magia, acción y romance. No se trata de un producto pensado para el público aficionado ni los niños y, aunque sea una precuela y las ideas generales quedan bien entendidas, hay muchas escenas, referencias y diálogos que pueden generar dudas si no se conoce la franquicia previamente.

El trabajo de animación es sublime, al igual que el doblaje de nuestro región. La historia de amor es mágica, entrañable y brillante, llena de emoción al espectador y transmite un mensaje sólido y verdadero sobre nosotros, como raza humana.

A pesar de todo, la historia se torna lenta en algunas secciones y algunos diálogos se sienten de relleno, se pudo contar la misma historia con muchos menos elementos y volverla mucho más accesible al público en general o bien, emplear esos recursos adicionales en exponer con mayor fortaleza el papel que tiene la humanidad que sigue viva en todo este conflicto.

La reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

arturo firma Nación Pix
con la edición de
Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Send this to a friend