Reseña | Mulaka

Después de mucha anticipación, uno de los juegos que más prometen dentro de la escena nacional de videojuegos hace finalmente su debut en las consolas de nueva generación: Mulaka. Siendo un proyecto insignia del estudio mexicano Lienzo, está por llegar para presentarnos una versión estilizada de la cultura y mitología tarahumara, ¿te encuentras listo para una nueva aventura?Mulaka es un juego de acción y aventura que ha causado un gran interés por parte de la comunidad gamer mexicana y es que, no todos los días llegan al mercado proyectos inspirados en las culturas autóctonas de este país. Siendo en este caso, la cultura ancestral de los tarahumaras (o rarámuris, como también se les conoce), es un gran ejemplo de cultura local en el norte del país y sobre los cuales se recogen buena parte de los elementos del lore del juego, así como la narrativa y algunas justificaciones de gameplay; un arduo trabajo de parte de los desarrolladores de Lienzo que han colaborado con miembros y expertos de esta comunidad para dotar de autenticidad al mundo y personajes que encontraremos en el mundo de Mulaka.

Mulaka llegó a las principales plataformas del gaming de esta generación a partir del 27 de febrero: primero a la librería del PlayStation 4 y Steam, posteriormente el 1 de marzo estuvo disponible para el Nintendo Switch y finalmente, se encuentra en Xbox One desde el 2 de marzo.

Para la presente reseña, nosotros hemos podido probar la versión disponible en el Xbox One, por lo que, como de costumbre, nuestras experiencias podrían variar un poco contra las que podremos experimentar en otras plataformas.

Mulaka nos sitúa en un panorama con una premisa relativamente simple, pero no por ello poco atractiva. Nos situamos en el mundo de la cosmogonía tarahumara, mismo que está a punto de sucumbir, así que es deber de nuestro personaje, Mulaka, un sukurúame, el superar los retos que le presentarán los enemigos que plagan el mundo de este juego y las pruebas que los semidioses de la región le pondrán a nuestro héroe para poner a juicio su valor y concederle sus bendiciones para ayudarlo a salvar el mundo de la destrucción.

El gameplay va desarrollándose y ganando profundidad a medida que vamos explorando los diversos niveles del mundo del juego, a medida que derrotamos jefes o vamos ganando las bendiciones de los semidioses, estaremos desbloqueando nuevas habilidades que nos ayudarán para explorar aún más secciones del mundo, en cualquier momento, salvo en los combates dentro de áreas mágicas protegidas con barreras, podemos viajar a regiones previamente exploradas y explorar en búsqueda de aquellos secretos que en una primera vuelta de esos niveles, no pudimos encontrar. El backtracking es útil en este juego, aunque no se muestra como una necesidad imperante al final del juego, salvo para aquellos que requieran un upgrade de las habilidades de nuestro sukurúame.

Al inicio del juego, éste nos explicará el contexto general de la historia y nos dará vagas nociones sobre qué hacer para progresar, sin embargo desde que comenzamos la aventura tendremos acceso a la que quizás es la habilidad más importante de Mulaka, la visión de sukurúame, que nos servirá de guía para prácticamente hallarlo todo en el mundo del juego, remarcar puntos de interés e incluso señalarnos la distancia específica de las “llaves” de cada mundo, un elemento que puede pasar muy rápido del apoyo al hand-holding (o a llevarnos de la mano) y que aunque apreciamos al inicio de la aventura, rápidamente se volvió un elemento sobre explotable y que nos motivó a no explorar algunos de los niveles del juego que de otra manera habríamos recorrido más minuciosamente en nuestra primera vuelta al juego.

Lo que más nos gustó de Mulaka

El juego tiene un encanto curioso, por una parte, las voces se escuchan con un estilo “gibberish” o quejidos de manera similar a otros juegos de aventuras de los 90’s, pero gracias a la animación, se percibe la actitud afable y amistosa de los NPCs del juego, muchos de los diálogos del juego nos invitan a explorar y sacar provecho de las habilidades mágicas de Mulaka, pero otras nos alertarán de peligros por venir e incluso nos compartirán varios elementos interesantes de la cultura tarahumara, la personalidad del juego es encantadora y el potencial de aprendizaje de la misma para la cultura en la que se inspira, no hace más que darle buenos resultados a la presentación del juego.

El gameplay es simple, pero bien ejecutado, salvo algunas animaciones que parecen ligeramente extrañas y ligeras inconsistencias con las hitboxes de algunos enemigos, el juego se percibe, en su mayoría, de manera fluida, lo que nos permite sacarle jugo a la parte de aventura que nos trae el mundo de Mulaka. Asimismo, la rejugabilidad es un elemento atractivo para aquellos que gustan de los juegos del género y que prefieren embarcarse en aventuras que no consumirán cientos de horas para explorar el mundo. Las diversas transformaciones disponibles para Mulaka, así como la preciada inclusión de consumibles en la forma de pociones con diferentes efectos en nuestro protagonista, nos brindan algunos elementos que nos recordarán a juego del tipo de The Legend of Zelda o Banjo-Kazooie.

El diseño artístico de pocos polígonos fue, en un inicio, un elemento que no nos convenció mucho, puesto que hacía parecer las vastas planicies y desiertos ligeramente poco trabajado y hasta poco inspirado, sin embargo, el mismo fue creciendo poco a poco en nuestras sesiones y llegado el momento donde podemos convertirnos en versiones terrenales de los semidioses del juego, la diversidad de mapas, escenarios y enemigos llega a apreciarse mucho con este divertido estilo artístico; los NPCs casi siempre se perciben amables y risueños y el estilo del diseño del arte en este juego no hace más que volverlos más encantadores. Asimismo, las ventajas técnicas que parecen traer a las pantallas de carga súper veloces, es un elemento a considerar para mantener las sesiones de juego lo menos interrumpidas posibles, un gran punto a favor de este juego.

La autenticidad que se detecta en este juego es una variante muy atractiva de los juegos que suelen tener inspiraciones históricas o culturales, desde las pantallas de carga, como varios de los diálogos de los NPCs, están pensados a manera de que aprendamos un poco más sobre esta cultura, desde la actitud festiva pero reservada del peyote que ha huido al desierto, hasta las distintas personalidades que tienen los semidioses cuando por fin llegas a los santuarios donde éstos nos otorgan sus bendiciones. Este aspecto, sumado a los varios puzzles que encontraremos en nuestro camino, nos deja ver una buena intención de parte de los chavos de Lienzo, pero que no terminó, desafortunadamente, de incluir suficiente estrategia en varios puntos de la historia, los desafíos de los senderos de agua, son buen inicio, pero quizás algo un poco más variado habría sido mucho mejor.

 

Los puntos débiles de Mulaka

Mulaka es un juego que intenta evocar los grandes atractivos de los juegos en 3D de acción-aventura de antaño, sin embargo creemos que se queda corto en varios frentes, pues a pesar de que es un juego con mucha personalidad y una presentación buena, uno de los aspectos centrales de juegos del género, no cumple con las expectativas que esperábamos del juego, Mulaka es un juego muy clunky, cuenta con fluidez para recorrer y explorar el mundo del juego, sin embargo en los combates, nos queda a deber bastante acción.

Cuestiones como el estilo artístico parecen afectar la detección de puntos de impacto de nuestros enemigos o incluso del propio Mulaka, golpes fantasma parecen llegarnos de todos los frentes mientras que nuestros embates con la lanza del protagonista muestran un daño inconsistente contra enemigos que van desde los alacranes simples hasta algunas de las batallas contra los jefes del juego.

También, el combate se ve interrumpido en su tono por las danzas que nuestro surukúame efectúa para canalizar las propiedades mágicas de sus pócimas y, aunque es muy cool ver regresar una de nuestras almas al inicio del juego, este aspecto interesante, rápidamente pasa de lado cuando queremos centrarnos en la batalla, más que en nuestro contar de vida o de magia.

En un punto de nuestra experiencia experimentamos un bug que resultó ser bastante anticlimático, puesto que recién llegando a la gran ciudad de Paquimé, los cuadros de textos de los NPCs pasaron a mostrarnos el nombre de los archivos de texto o en su defecto los mismos mensajes pero en idioma inglés, un detalle menor, pero que por un momento nos confundió en medio de un juego que estaba siendo toda una proeza técnica para nosotros por la gran velocidad del tiempo de duración de las pantallas de carga.

Un gran detalle en detrimento de la experiencia que vivimos en el mundo de Mulaka fue la duración del juego, puesto que el progreso por la historia y niveles no nos toma demasiado y para aquellos veteranos del género, podría representar muy poco reto; y aunque el postgame y la exploración son elementos que ayudan a quedarnos más tiempo en los niveles, bien podríamos pasar de lado de misiones como la búsqueda de los espíritus errantes pensando en ir a por esa última piedra ancestral que necesitamos para avanzar de nivel. Aunque bien, podemos encontrar una grata relación costo-beneficio por el precio en que este título salió a la venta, contemplando únicamente 20 dólares, lo que sin dudas es una gran oferta para conocer de primera mano el mundo de magia de la Sierra Tarahumara.

Veredicto – Mulaka

Mulaka es un juego que sin duda te hará pasar un gran momento, nos presenta un aspecto cultural con, desafortunadamente, poco protagonismo en la cultura moderna y lo hace de manera en la que es fácil, digerible y divertido para gamers de todas las edades; sin embargo, el gran atractivo cultural y educativo que tiene este juego es ligeramente lastimado por una presentación que, aunque visualmente es buena (y que va volviéndose mejor a medida que se explora el mundo del juego), no logra mantenernos enganchados a secuencias de combate y en la que las batallas contra jefes no nos dejaron la mejor de las impresiones.

La personalidad de los personajes, de varios logros y hasta textos del juego son un gran punto a favor, que quizás puedan perderse en la traducción, salvo un par de easter eggs a Zelda, Cañitas, los Ositos Cariñositos, entre otros. La personalidad del guión del juego se quedó sólo en las lateras y algunos parajes del juego mientras que los enemigos y varios combates se quedan sin un lugar que ocupar en el juego y se perciben como una manera de retrasar ligeramente nuestro rápido progreso por el mundo de la Sierra Tarahumara.

Los coleccionables y personajes con quienes se puede interactuar, son grandes puntos a favor para lograr el objetivo de mostrar una cultura tarahumara rica en folclore, y atractiva en presentación. El registro de enemigos y arboles de crecimiento disponibles también nos brindan un poco más de profundidad a una experiencia que de otra manera nos permite movernos rápidamente por los niveles sin prestar mayor atención a nuestro entorno, los elementos explorables y enemigos ocultos.

Lienzo ha creado una gran entrada a los juegos nacionales de acción-aventura, tomando una inspiración muy original y dotándolo de mucha personalidad, creemos que este estudio tiene gran talento y esperamos gustosos conocer sobre su próximo proyecto. Sin embargo Mulaka, se queda corto en cuanto a lo que ofrece al mercado actual, salvo un interesante trasfondo cultural, los elementos decisivos de los combates no cumplen nuestras expectativas para poder decir que amamos el juego, el gameplay incorpora ideas interesantes, pero que no terminaron de hacerse un hueco en las habilidades a disposición de los jugadores, acción fluida y combate torpe son la dicotomía que parece estar presente en cada aspecto de este juego. Por la gran introducción que Lienzo ha logrado del mundo tarahumara y los varios, pero limitados, aciertos que hicieron de esta una gran aventura, concedemos a Mulaka el Píxel de Plata.

Pixel de Plata Pix 1

Enhorabuena a los desarrolladores y equipo que está detrás de este proyecto, esperamos lo mejor tanto para nuestro surukúame favorito como para la comunidad que ha sido orgullosamente representada en este juego.

Agradecemos el apoyo del equipo de Lienzo que nos facilitó el código de descarga con el que pudimos disfrutar de este juego. Esta reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo.

jolyakem Luis Nación Pix Final

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Send this to a friend