Reseña | Monster Hunter World

Al experimentar el regreso de la serie a las consolas caseras, Monster Hunter alude a alcanzar a un gran sector de la comunidad gamer en occidente, dado que en Japón esta franquicia es un éxito. Con esta entrega Capcom redobla esfuerzos para ganar adeptos fuera de territorio nipón incluyendo grandes cambios en la presentación de la más reciente entrega de la serie, Monster Hunter World.

 

El juego salió al mercado el pasado 26 de enero, y apuntalando la meta de los desarrolladores de Capcom, el lanzamiento mundial aseguró que en occidente no sufriéramos con la típica espera anual en comparación con los lanzamientos de la serie en territorio japonés. El juego está disponible para PlayStation 4 y Xbox One, teniendo aún pendiente un lanzamiento en PC para Microsoft Windows, proyectado para finales de este año. En esta ocasión, te presentamos nuestras impresiones obtenidas desde la versión del Xbox One, por lo que podrían haber leves diferencias contra aquellas experiencias que puedan experimentarse en otras plataformas.

World cambia radicalmente algunas de las características presentes en todas las entregas previas de la serie, algunos de estos cambios mejoran sustancialmente la experiencia de juego, especialmente para los principiantes o aquellos que no han seguido la serie desde hace varios años, por lo que se percibe una clara ventaja buscando accesibilidad a todo tipo de jugador; sin embargo, aunque la presentación del juego y el gameplay son inclusivos, esto no afecta a la dificultad general del juego e incluso, aunque nos presenta algunas opciones para llevarnos de la mano al inicio del juego, para aquellos que busquen más retos, estas funciones pueden deshabilitarse, para buscar una experiencia “más clásica”.

Las mejoras visuales contra las últimas entregas de la serie, son notables, sin embargo, esto resulta en algo obvio dado que los últimos juegos de Monster Hunter han sido lanzados en plataformas portátiles; es un gran placer encontrarnos en cacería de clásicos como la pareja de wyverns Rathian y Rathalos, aunque en esta ocasión con la belleza del HD (o hasta en glorioso 4K para los orgullosos dueños de PS4 Pro o de Xbox One X) de la generación actual de consolas.

Desde el inicio de nuestra aventura en el Nuevo Mundo (un continente poco explorado que sirve de universo de juego para esta entrega), encontraremos una gran diferencia contra juegos previos de la serie, y es que respetando el espíritu del nombre de este juego, en cada misión podremos explorar una gran y extensa sección de áreas interconectadas donde por primera vez en la serie, podremos experimentar una suerte de mundo abierto, sin tener que lidiar con las zonas cerradas de todas las entregas anteriores de Monster Hunter, lo que nos brinda una gran cantidad de novedades a incluir en el gameplay y persecución de los monstruos que cazamos en esta franquicia.

Lo que más nos gustó

La personalidad del juego, sus personajes e incluso la manera de interactuar con los monstruos es uno de los mayores aciertos en esta entrada, a pesar de que ocupan roles clásicos de otros personajes o elementos de infinidad de JRPGs, la manera en que estos elementos han sido incluidos y representados en el juego dejan una muy buena impresión. La encargada de asignarnos misiones, finalmente sale del escritorio y nos acompañará en varias misiones como enlace directo y fuente de información; los jefes de investigación y responsables de cultivar bienes dentro del Hub del juego también nos estarán bombardeando con infinidad de cosas que hacer para escapar un poco de la monotonía (relativa) que ofrece el clásico y necesario grinding en los juegos de esta serie.

La apertura del mundo del juego en nuestras misiones traen consigo una serie de retos de programación, dado que la lógica de áreas confinadas de las entradas previas fueron resultado de la limitación tecnológica de las plataformas del pasado, esta vez podremos desempeñarnos más como cazadores que nunca antes, gracias a las interacciones que tienen los monstruos con su entorno e incluso con otras criaturas, podremos ir encontrando rastros de aquellos especímenes que estamos grindeando. Desde hallar huellas frescas, restos de la última cena de monstruos e incluso baba u otros desechos de los monstruos, podemos dar caza y estratégicamente lanzarnos a la batalla en las mejores zonas donde los monstruos puedan ser más vulnerables a nuestras armas y los elementos del mundo del juego. Monster Hunter World es la entrada más estratégica de la serie, y con la enorme cantidad de variedades de gameplay y de interacciones con los elementos del mundo del juego, nos ofrece más opciones que nunca.

Existen tres nuevas mecánicas que estarán sumamente presentes en el juego: la eslinga, nuestros mantos y los lafarillos, estos elementos nos brindan una faceta fresca en la que podremos estratégicamente desempeñar roles más activos en grupo o cazar en solitario; la primera es una ballesta miniatura que nos servirá para activar algunos de los elementos interactivos en el mundo del juego, nos permitirá cargar algunos golpes extra que podrían acercar a nuestras presas al momento en que estas huyan despavoridas, y nos ayudará esencialmente como arma multiusos para todo propósito, como nuestra propia navaja suiza para cazadores. Por su parte, los mantos son nuevos accesorios que otorgan bonificaciones especiales dependiente de cada manto especial que llevemos en nuestras misiones, desde bonificaciones temporales en medio de la batalla como “sigilo absoluto”, hasta un incremento en las probabilidades de recibir objetos de parte de los monstruos o dinero al final de las misiones, estos mantos nos permiten personalizar aún más nuestra experiencia de juego.

Finalmente, los lafarillos se muestran como quizás la mecánica más divisiva presentada en este juego, dado que nos permiten detectar “automáticamente” los elementos interactivos de los monstruos y de los elementos del mapa; estas luciérnagas son de mucha ayuda al inicio para mostrarnos puntos clave del juego inicial, sin embargo, dado que se pueden desactivar, el modo clásico y más instintivo sigue presente, aludiendo a mejorar la experiencia de juego de novatos y veteranos de la serie a la vez, ¿necesitas los lafarillos para localizar a aquel monstruo que te está dando problemas? Adelante ve a por la ayuda de estos pequeños, si en cambio no quieres esta ayuda extra, pues desactívalos y caza como todo un experto, la opción es enteramente tuya.

El juego nos ofrece un ajuste de la dificultad de prácticamente todos los monstruos con el objetivo de diferenciar entre la experiencia multijugador y la individual, el componente social y potencial de conseguir nuestros objetivos mediante sesiones online son destacados y la misma accesibilidad de encontrar apoyo es mucho más sencilla que en entregas pasadas.

Las sesiones de juego no requieren un gran tráfico de información y en lo general la experiencia online es sumamente gratificante, a pesar de algunas bajas en el conteo de frames que pueden derivar de jugar con compañeros con un internet no tan bueno y utilizando el servidor de una región geográfica diferente, los errores o retrasos no llegan a representar una gran limitante, el multijugador es un componente sumamente gratificante cuando sale bien, aunque ligeramente frustrante si alguno de los miembros cae en repetidas ocasiones ante el mismo ataque de un monstruo, al final la acción de la serie funciona muy bien para ir de cacería con tus compañeros.

Los puntos débiles del juego

El gameplay de este juego cuenta con una gran variedad de elementos que fácilmente pueden distraer a aquellos jugadores que estén poco familiarizados con la serie, a pesar de que engancharnos al juego resulta en una experiencia sumamente accesible, encontrarnos con tantas opciones puede minar la experiencia de más de un gamer, por lo que debemos mencionar esta realidad como un punto a considerar cuando quieras comprar este juego.

Como en todo JRPG, la realidad de la presencia del grinding es incluida como elemento central, tal como lo ha sido en toda la historia de la serie, a pesar de que la presencia de este elemento en los juegos de Monster Hunter ha mejorado con el paso de los años, sigue siendo una gran barrera que podría provocar a muchos jugadores a no darle una oportunidad a este título, se contemplan alrededor de 60 horas de historia, que se sumarán a las horas extra que seguramente experimentaremos al grindear para mejorar nuestras armas y armaduras.

El grinding en este juego sirve como el sistema de progresión (o niveles) presentes en otros juegos de rol, y esta realidad es difícil de asimilar por mucha gente. El juego no puede escapar de la lógica básica que nos lleva a aceptar una misión, embarcarnos en dicha misión y volver al hub pára esperar nuestra siguiente misión en un ciclo que podría tornarse interminable. Depende enteramente de la voluntad de continuar explorando o mejorar nuestros resultados contra nuestras presas.

La multiplicidad de opciones a nuestra disposición, provocan que sea muy complicado probar cosas nuevas en este juego, si nos adaptamos a uno o dos tipos de armas, será sumamente complicado que probemos nuevos tipos de armamento (y su respectivo gameplay) que funcionen de manera diferente, es probable que haya jugadores que opten por intentar esta situación, aunque seguramente nos iremos convirtiendo en grandes especialistas de uno o dos tipos de pelea, lo que al final es desafortunado por la gran cantidad de opciones que el juego nos presenta. Dado que cada mejora requiere sus propios materiales para avanzar, para lograr una armería en los mejores niveles se necesitará mucho más del antes mencionado grinding.

Desde nuestra experiencia, a pesar de que visualmente la presentación del juego está muy bien lograda, debemos confesar que hay una brecha enorme en la calidad de imágen de un PlayStation 4 o un Xbox One normales contra sus contrapartes “premium”, el PlayStation 4 Pro y Xbox One X, estos son las maneras definitivas para poder admirar la belleza de este juego, las animaciones y expresiones de las versiones standard de estas consolas, dejan mucho que desear al compararlas con sus contrapartes compatibles con 4K, si buscas la mejor manera de disfrutar el espctáculo visual de cazar enormes dragones y dinosaurios, te sugerimos jugar en una de esas consolas (o en PC).

A pesar de la gran cantidad de contenido que incluye World, el total de monstruos no es tan grande como en juegos previos, situación que parece querer solventarse con la inclusión de futuros DLC, lo cual nos deja un sabor semi amargo, pues si bien podrán presentarnos la mejor lista de monstruos para convertir en armaduras o armamento en la serie, el incluir un muy probable pago por este contenido, quizás no convencerá a todos.

Por el momento el DLC gratuito que incluirá a un monstruo clásico, el Deviljho, ya se encuentra en camino, pero faltará ver a dónde puede llegar el concepto del juego con este contenido optativo. Como un JRPG de acción, Monster Hunter World está definitivamente poco limitado con la extensa cantidad de contenido que nos ofrece, es inclusivo al comenzar a jugar y nos brinda una buena curva de dificultad, la cual no pesa, salvo en momentos de transición, como tras pasar puntos clave de la historia, donde se nos abren nuevas zonas para explorar.

Veredicto

El grinding y vastedad de tiempo necesarios para invertir a los juegos de esta franquicia son una gran limitante como barrera para sumar nuevos fanáticos, sin embargo, Capcom logra reunir en esta entrega suficientes incentivos para dejar de lado esta característica y sumarnos de lleno desde prácticamente el primer momento a una aventura llena de emociones y alguno que otro rage quit contra un compañero poco hábil.

Monster Hunter World es uno de los grandes lanzamientos del primer trimestre del año, la vuelta a las consolas caseras es un elemento que dota de un muy bien utilizado musculo gráfico para renovar la presentación del juego a la generación actual de gamers. Deliberadamente se percibe el objetivo de hacer más amigable la introducción de nuevos jugadores, incluyendo el lanzamiento mundial y los servidores regionales pero abiertos a cualquier parte del mundo, nos encontramos ante un juego sumamente atractivo y accesible para involucrarte con la serie. Si alguna vez te ha llamado la atención Monster Hunter, MH World es sin lugar a dudas el mejor juego para comenzar en el mundo del Gremio y los Pálicos.

World recoge varios de los elementos clave de otras entregas y los presenta como una nueva fase dentro de la construcción de la serie, ahora seremos capaces de salir en aventuras libres con la facilidad de contar con todo nuestro equipo del  baúl disponible en cualquier momento, tradicionalmente cuando se aceptaba una misión, este tipo de facilidades estaban restringidas, con esta apertura se beneficia la experiencia de salir en cada misión sin hacer una gran cantidad de arreglos previos, las animaciones (especialmente las de la cantina) son espectaculares y la IA de los enemigos y aliados (Palicos) se perciben mucho mejor pulidos contra las últimas entregas que vimos en el Nintendo 3DS, el cuidado en la presentación y programación del juego se notan sólidos y con mucho trabajo previo de parte de los desarrolladores.

Cuidando la esencia general de los fanáticos de antaño de la serie, agregando suficientes novedades para minimizar las interfases de navegación por menús, y soltándonos directo hacia la acción, Monster Hunter World es un juego al que otorgamos el Pixel de Oro.

Pixel de Oro Pix

 

Por permitirnos volver a experimentar la serie en las consolas caseras, con la adición del HD (o 4K para los más afortunado$) la serie no sólo se beneficia de una mejor presentación para sus cinemáticas, sino que nos permite dejar de depender tanto de menús y de texturas obvias, para colocarnos en un universo vivo que se transforma a medida que interactuamos con los diferentes paisajes que visitamos o que sufren los efectos devastadores de las grandes bestias que hemos de cazar. Monster Hunter World es la mejor cara que ha dado la serie desde hace años, Capcom se ha sacado una excelente nota con este proyecto.jolyakem Luis Nación Pix Final

Esta reseña fue realizada siguiendo los lineamientos establecidos en nuestro Código de Ética; si quieres conocer más sobre nuestro sistema de calificaciones, da click aquí mismo. Sólo por esta ocasión tendremos que confesar que muchos monstruos resultaron heridos en la realización de esta reseña, ¡pero es que nuestra nueva armadura de Zora Magdaros requería esos grandes sacrificios del dragón anciano!

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Send this to a friend