Te contamos qué nos pareció el quinto episodio de la séptima temporada de Game of Thrones.

El quinto capítulo de la séptima temporada de Game of Thrones llevó por título “Eastwatch” y tuvo una duración de 59 minutos, en los cuales nos trajo grandes sorpresas tanto para Jon Snow como para otros personajes.

El capítulo comenzó siguiendo la consecuencia del ataque de Daenerys Targaryen a Jaime Lannister y su ejército, en donde Bronn y Jaime tiene una ligera charla, el primero decide hablarse sobre las malas decisiones que Jaime ha comenzado a tomar.

Uno de los puntos interesantes fue la plática que tuvo Daenerys con todos los solados Lannister que sobrevivieron a su ataque. Deben reconocerla como reina y quien se resista pagará con el precio de la muerte, pero no cualquier muerte, sino una proveniente de las fauces de su dragón. Tristemente el padre y hermano de Sam Tarly son ajusticiados por Daenerys por no querer doblar la rodilla.

Jon Snow se mantiene esperando a Daenerys en Rocadragón, en donde tiene un acercamiento mutuo con Drogon, momento que a más de uno nos emocionó, pues no todos son afortunados de poder tener contacto físico con un dragón y Jon Snow se mostró con una gran conexión, seguido de unas cuantas miradas de asombro por parte de la Madre de Dragones.

Seguida de esta escena llegó Sir Jorah Mormont quien además de ser presentado ante Jon Snow, volvió a ofrecerle sus servicios a Daenerys como prometió. Creemos que en esta escena hubo tensión, pues Jorah luce celoso al igual que Jon Snow, ya que parece que los caballeros se dieron cuenta de ciertas intenciones por ambas partes.

Mientras tanto en Winterfell, Bran Stark tiene nuevas visiones y decide avisarle a todos sobre lo que se avecina más allá del muro. Por otra parte, Arya decide investigar más de cerca a Littlefinger para saber qué trama.

Dando una vuelta a King’s Landing, Jaime y Tyrion tienen una reunión con el objetivo de poder idear un plan para convencer a Cersei de hacer una tregua y vencer a los caminantes blancos. Davos aprovecha la visita para poder encontrar a alguien al que creíamos seguía remando, y es el caso de Gendry, reunión que sirvió para que se una al pequeño equipo que Jon Snow está formando. Y sin duda el momento en el que todos los fanáticos se sorprendieron fue cuando Cersei Lannister reveló su embarazo.

Para finalizar, tuvimos la despedida de Jon Snow y Daenerys Targaryen. Jon ideó un plan para poder demostrar que todos se encuentran bajo una verdadera amenaza, misión que no será nada fácil. Dicha despedida nos dejó pensando, pues Daenerys dice esta frase a Jon Snow: “Ya me había acostumbrado a su presencia”.

Al llegar a Eastwatch se encuentran con la Hermandad sin Estandartes, la cual nos recordó a ciertos rostros que hemos visto pocas veces. Es en este momento cuando se unen al pequeño escuadrón suicida liderado por Jon Snow para ir en busca de los “otros”, y traer una prueba de que si existen.

Supernova 2017

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Send this to a friend