En el marco del Día Internacional de la Mujer te presentamos un pequeño resumen del primer evento de Women in Games, en relación al rol de la mujer en los videojuegos

El pasado 2 de marzo se celebró un importante evento de Women in Games en el Mobile World Centre en la ciudad de Barcelona. Este evento forma parte de una interesante iniciativa que busca incentivar a más mujeres a participar en la industria de los videojuegos.

El evento, conducido por Gisela Vaquero, inició con la intervención de Cristina Ñuñez, de Social Point, especialista en el tema de localización de videojuegos.

Después de poner un par de ejemplos históricos, compartió algunos beneficios que tiene la localización de videojuegos como el alcance de un título a un mercado global o el impacto que tiene en su aceptación. Otro punto importante fue cuando enfantizó en las diferencias que puede tener el español latino con el de su región, con términos coloquiales como lo pueden ser “jugo de piña” o “una bebé”.

Posteriormente, habló del proceso que lleva la localización de un videojuego, desde la implementación del mercado hasta la selección del mercado para el cual será traducido. Y al final de su participación, Cristina resolvió dudas de la audiencia, entre ellas, una muy interesante donde reveló el día a día en producciones grandes.

Siguió Inés Alcolea con la explicación del rol del Departamento de Comunicaciones en una empresa de videojuegos, haciendo énfasis entre las diferencias que existen entre un Community Manager y un agente de Relaciones Públicas.

Un CM es una persona más “guay” (carismática), con empatía hacia la comunidad y que logra transmitir de una forma más amena los desarrollos de la empresas mientras que un PR es un poco más sobrio y debe tener la capacidad de generar contenido e interés, para los medios de información. Inés también comentó que tanto los Community Manager como los miembros de RP deben tener talentos multidisciplinarios y una actitud reactiva, para adaptarse rápidamente a las voces de las comunidades a las que atienden.

Otro punto interesante que tocó Alcolea fue el de comunicación interna, que es un puesto que busca que el equipo trabaje en una misma dirección y hacia un mismo objetivo.

Finalmente, Inés habló sobre algunos de los retos que ha encontrado en la industria de los videojuegos por ser mujer, como que, en alguna ocasión, evaluaron más la estética de la mujer antes que su trabajo y valor profesional o bien, la opinión errónea que los hombres juegan videojuegos mientras las mujeres no lo hacen.

Después de confesar que ésta era su primera plática, Elena Candil compartió su experencia profesional en el mundo del diseño y arte de los videojuegos, haciendo énfasis en el diseño de personajes femeninos.

Inició destacando que, bajo en el ejemplo de Ciri en The Witcher III, todas la mujeres en este título llevaban tacones y escote, contrastó la poca variedad de mujeres que se pueden encontrar en Mass Effect y sentenció con Quiet de Metal Gear Solid V. Invitó a la comunidad a reflexionar sobre la presencia de mujeres como personajes en los videojuegos, específicamente alabando las decisiones de diseño plurales de Overwatch o a Lara Croft en Tomb Raider.

Citó a Rhianna Pratchett en su preferencia por crear un interesante ser humano, antes de preocuparse por su género. En cuanto a diseños integrales de personajes femeninos, Candil apreció el trabajo realizado en Faith (Mirror’s Edge) y Ellie (The Last of Us), invitado a tomar riesgos, como audiencia pedir que las mujeres no sean sexualizadas en los mismos y a entender que entre mejor sea la representación de las mujeres en los videojuegos, más de ellas estarán interesadas en la industria.

Después de un breve break, Marina Amores tomó el escenario para hablar del papel de las mujeres en la industria de la programación de videojuegos. Marina cuenta con licencias para hablar del tema después de trabajar en el documental “Mujeres+Videojuegos” que invita al espectador a reflexionar sobre la escasa participación de talento femenino en la industria.

Presentó dos importantes fragmentos de sus documentales donde logró hacer que la audiencia entiendiera, gracias al tono de sus proyectos audiovisuales, la necesidad de ampliar la presencia femenina en el campo de los videojuegos.

La última invitada del evento fue Teresa Rico, tester española de videojuegos que relató su experiencia en este campo de los videojuegos; el historial compartido por Rico permitió que expusieran algunos de los mitos que se tienen sobre esta profesión (como lo son su paga o la fuerte carga de trabajo).

Teresa compartió que un tester requiere de un importante currículum en cuanto a títulos y géneros de videojuegos completados; que un tester debe de ser análitico, metódico y sobre todo paciente, porque es un trabajo que mucha gente encuentra agotador, en menos de un mes.

Te invitamos a recapitular todos los pormones de estas talentosas conferencias en su canal oficial de YouTube:

https://www.youtube.com/watch?v=W5ex5CurLoc

Arturo 2017

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Send this to a friend