Ya probamos el último DLC de la saga de Dark Souls 3, aquí nuestras opiniones.

Antes de hablarte sobre qué nos pareció “The Ringed City” queremos recapitular un poco sobre lo que fue “Ashes of Ariandel”, este primer DLC nos presentó un nuevo mundo para explorar: un mundo pintado, algo que en su momento vimos en otro título de la saga. No obstante, en esta entrega era plausible la diferencia al compararlo con el mundo que abandonabas, especialmente al entrar en contacto con su vasto paisaje congelado y sus enemigos únicos, ya fueran enormes lobos que atacaban en manada si escuchaban el aullido de otros, o los terribles vikingos gigantes, ¡y cómo olvidar los jefes finales! Sin duda era un verdadero reto y logro vencerlos sin ayuda de otros “ghost” o jugadores que puedes invocar en tu auxilio.

Sin embargo, a pesar de lo anterior, había algo que le faltaba a este DLC; probablemente esté relacionado a que su duración es sumamente corta. La primera vez que lo visitas puedes completarlo, si eres hábil, entre 3 y 6 horas ya encontrando todo el equipo y magia nueva.

Después del mediano éxito para “Ashes of Ariandel”, que obtuvo calificaciones promedio de 7.1 según Metacritic, llegó el último DLC “The Ringed City”, el cual en palabras de From Software sería el DLC definitivo para cerrar la saga de Dark Souls, y definitivamente lograron terminar este viaje de manera exitosa.

En primer lugar este DLC sí presenta más contenido, tanto en zonas como en cantidad de enemigos y jefes (4 jefes a diferencia de 2 de la anterior entrega), así como una mayor dificultad para encontrar cada una de las magias o equipamiento nuevo, pues hay varios secretos. Además, por primera vez desde el contenido base, se incluyó un nuevo juramento bastante complicado de obtener y maximizar, pues posee grandes consecuencias.

Uno de los puntos fundamentales de esta franquicia es la dificultad, característica que adoran los más fieles seguidores de la saga. Debido a esto “The Ringed City” probablemente se convierta en uno de los favoritos, pues es el DLC más difícil del juego. Prepárate para morir una y otra vez, aún invocando “ghosts” los enemigos son duros de vencer, incluso los desarrolladores sugieren tener un buen nivel de souls (mínimo nivel 100) si quieres avanzar. Hay enemigos que de uno o dos golpes te pueden llevar a la temible pantalla negra y sus letras en rojo “You Died”. Al igual que el anterior DLC y el juego base, este nuevo contenido también cuenta con subtítulos en español e inglés, los cuales cambiarán dependiendo de la configuración de tu consola.

Considero que From Software realmente ha escuchado a la comunidad y no sólo eso, sino que trabajó en que este DLC fuera una buena despedida para el juego, ya que cumple con desafiar al jugador. No es suficiente sólo con golpear utilizando tu arma más pesada, pues hay enemigos que tienen “weak spots” en los cuales deberás hacer uso de tu ingenio para llegar a ellos y aprovechar las vulnerabilidades, además, que un enemigo sea vulnerable en ciertos puntos no significa que sea más sencillo de vencer.

El juego constantemente te motiva a usar el escenario para crear ventajas, aunque también pueden generarte desventajas, por ejemplo en zonas con veneno o con enemigos que al acercarte te podrán maldecir y con ello morir. Al mismo tiempo es posible que encuentres ciertos enemigos molestos, ya que debido a la altura en la que se encuentran no podrás atacarlos más que con un buen arco o magia, el problema es que tienen demasiada resistencia. En estos puntos del juego es que surge la pregunta ¿acaso existirá otra manera? ¡Claro! Y eso es parte de la jugabilidad, el equipo desarrollador quiere que te esfuerces por descubrirlo, es decir, te invitan a que de verdad explores todo los escenarios y sus secretos.

Los jefes de este DLC superan por mucho a los mostrados en “Ashes of Ariandel” en casi todos los aspectos, ya que presentan mecánicas bastante interesantes que desembocan en enfrentamientos terribles. Como un plus tenemos una excelente banda sonora, algo ya normal en los juegos de esta saga.

Sin lugar a dudas, “The Ringed City” cumplió con lo esperado al ser el último DLC de esta gran franquicia, y será un título que extrañaremos aquellos hardcore gamers que iniciamos esta saga desde Demon’s Souls. Con el final de la saga de Dark Souls, ahora todo el mundo se pregunta si llegará un Bloodborne 2, nadie lo sabe solo el tiempo lo dirá.

Para todos aquellos que deseen aventurarse por primera vez en las extrañas tierras de Lothric, From Software y Bandai Namco pusieron a la venta recientemente una edición definitiva llamada Dark Souls III: The Fire Fades Edition, si quieres saber más sobre ella puede visitar esta nota que también preparamos para ti.